El ACNÉ una enfermedad inflamatoria de la piel que puede presentar comedones sencillos (espinillas), pápulas, pústulas, nódulos y cicatrices con severidad muchas veces deformantes, el 90% de la población joven puede presentar diferentes grados de severidad, siendo más severo en el sexo masculino por los cambios hormonales (testosterona), en las personas fisiculturistas que usan anabólicos hormonales y exceso de proteínas es frecuente ver la aparición de acné de difícil tratamiento. El acné se debe tratar tempranamente en una forma adecuada para evitar llegar a grados severos que causan depresión y aislamiento de la sociedad.

Como funciona el tratamiento para el Acné?

El paciente debe recurrir inicialmente a tratamiento “suaves” como son una dieta sana, baja en comida chatarra, limpieza facial con geles y jabones medicados, limpieza de manos frecuentemente, no pellizcar ni exprimir los comedones (barros). A nivel de consultorio, limpieza facial, peelings químicos (ácido mandélico, salicílico) ozonoterapia, IPL (luz pulsada), aplicación de células madre y/o plasma rico en plaquetas, antioxidantes y terapias de desintoxicación y en secuelas de cicatrices el láser de CO2 fraccionado. Los tratamientos químicos con sustancias fuertes como la isotretinoina tienen la posibilidad de producir lesión hepática y de tiroides.