El láser fraccionado de CO2 ejerce su efecto en el agua intracelular calentando la piel e induciendo el recambio de la epidermis y organización de las fibras de colágeno y elastina.

El microhaz de luz penetra profundamente en la piel mejorando significativamente las cicatrices, estrías y signos de envejecimiento prematuro como la presencia de arrugas, cambios en la coloración de la piel y la laxitud que se presenta con la edad. Además mejora las líneas finas de los labios, párpados, patas de gallina y frente, foto-envejecimiento de cara, cuello y manos. Reduce las cicatrices del acné hasta en un 75%.

La mejoría con el láser fraccionado de CO2 se observa después de los 5 primeros días. La sesión tiene una duración de aproximadamente 30 minutos.

Como funciona el Láser CO2?

El láser fraccionado ofrece un periodo de sanado rápido, sin efectos colaterales.

Sin embargo, los pacientes sienten ardor y cuando se aplica el láser, como si le pegaran en la piel con una banda elástica, por lo que se aplica anestésico tópico antes del tratamiento para reducir la molestia y la incomodidad.

Los efectos secundarios son mínimos, generalmente se presenta inflamación y enrojecimiento del área tratada.

El riesgo de hipe o hipo pigmentación que generalmente se asocia con el uso de láseres es disminuido de una manera importante porque cuando se aplica el láser con una tecnología fraccionada, las áreas de tejido sano que quedan hacen que no haya cambio en la coloración de la piel.