Tu cuerpo necesita oxígeno para obtener o crear energía de la comida que consumes. sin embargo, muchas veces, por razones ambientales, de estílos de vida, y muchas más, podemos sentir que nuestras energías fallan, o que no podemos dar lo mismo en nuestro ambiente normal, pensando en esto mismo, hemos diseñado nuestra terapia de Oxígeno, la cual te brindará el equilibrio que necesitas para retomar tus energías.

La Terapia de Oxígeno aumenta el transporte plasmático de oxigeno para suplir los requerimientos tisulares.

Indicaciones: Enfermedad pulmonar obstructiva (epoc), insuficiencia renal crónica, síndrome de fatiga crónica, trastornos del sueño, infertilidad, psoriasis, alergias , migraña, secuelas de isquemia cerebral, vértigo de meniere, convulsiones, entre otros.